Blog

615c8eb571d2e

Lejos del feminismo tan errático que se está llevando por sectores que desconocen la historia, puedo hablar con conocimiento y apoyada en archivos de lo que sufrió la mujer a lo largo de la historia. Dentro del feminismo positivo y natural que es el que entiendo y deseo, no el de odios y desgarros, he querido rendir un homenaje y poner nombre a tantas mujeres que la historia obvió. Su voz en una sociedad desigual, abrieron camino para reclamar el espacio que todas hemos merecido a lo largo de la historia contra una oposición déspota, como siempre es el poder y los asuntos religiosos, ya que a pesar del paso del tiempo es un lastre que los caracteriza. Solo se les consideraba a las que pertenecían a la élite y siempre usadas como moneda de cambio sin capacidad reconocida de decisión, ni tan siquiera de transmisión, pero todas las demás tenían el mismo trabajo. Mi objetivo es que todas tengan la misma consideración, no por la vía feminista actual, sino por la vía real y sensata por la que lucharon y sufrieron en una guerra agotadora y duradera y por el árbol de la esperanza que plantaron.

Una mujer es el pilar básico de una sociedad sectaria, totalitaria, léase poderes fácticos, religiones y gobiernos que le interesa limitarla. El cambio es individual y las causas masivas no tienen sentido sin la transformación de cada uno de sus miembros.

Qué bonito y qué privilegio haber nacido mujer, qué privilegio del Cosmos. (Chavela Vargas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + seis =